Sala Julieta
— — — — — — — — — —

    Desde que Teatro Aleph, de la mano de Oscar Castro y Gabriela Olguín, volviera a formarse en Chile, comenzaron a realizarse muchas actividades  como lo  Talleres, Festivales y por supuesto Funciones de montajes históricos de la compañía. Pero a medida que la compañía fue realizando estas actividades siempre estaba la problemática de contar con un espacio propio, por ello, salas de Colegio, Centros Culturales, Bibliotecas y Juntas de Vecinos se convertían en el centro de los ensayos y reuniones, pero estos espacios no eran suficientes para alimentar el apetito siempre constructivo y comunitario del Teatro. En Francia, el "Théâtre Aleph" de parís ya llevaba décadas asentado como un referente importante de la escena comunitaria gala, con un teatro acogedor y formador de muchos sueños artísticos gracias a su escuela "Latin' actor studio", pero en Chile faltaba este espacio, la oportunidad para establecer una base sólida para que artistas y comunidad siempre estuvieran en constante movimiento y creación.
    En Septiembre del año 2015, tras muchos esfuerzos y conversaciones el ministerio de "Bienes Nacionales" en ese entonces dirigido por Víctor Osorio, concede un espacio, una casa, ubicada en la comuna de La Cisterna, en el sector sur de la capital. La asignación causó una alegría inmensa en la compañía, un sueño que desde ese momento se centralizó en la actvación del lugar y su entorno




      Su desarrollo
— — — — — — — — — — — — —  


El espacio otorgado a la compañía presentaba un gran terreno de casi 1000 metros cuadrados entre los que se erigía una casa, constuída de materiales nobles como la madera y el Adobe. Así un gran terreno con frondoza maleza, inexistencia de baño operativo y cocina, y deplorables condiciones en la construcción, hicieron de un gran y constante esfuerzo no sólo en la mejora del espacio, sino de dar una nueva vida, un nuevo aire y espíritu a su tierra abandonada por años


En enero de 2016 llegan desde francia la compañía de teatro "Jackie paul", sus integrantes juntos con la gente del teatro Aleph trabajaron en el lugar con limpieza y mantención, pero gracias a fondos obtenidos por ellos desde su país, donaron al espacio muchos pallets de madera, los que por muchos meses sirvieron como "graderías" dando un nuevo y necesario ambiente. Así, el nuevo espacio del Teatro Aleph siempre en movimiento realizaba talleres, funciones y diversas actividades en los salones de la casa y en su amplio frente, entre tierra, pasto, piedras y una gradería hecha de pallets

  Nuevo espacio
— — — — — — — — — —
 


    A finales del año 2016 Oscar Castro recibe una indemnización de parte del Gobierno de Chile por la desaparición y muerte de su madre Julieta Ramírez, decide entonces utilizar todo ese dinero en la construcción de un remozado espacio que cuente con todo lo necesario para construir una sala de teatro acorde al buen desarrollo de sus actividades. Así entonces comienzan a levantarse murallas, techo, nuevo suelo, y un gran escenario formando lo que hoy se levanta como "SALA JULIETA". LLegaron también más tarde a principios de 2018 colaboración financiera mediante proyectos "Crowdfunding" entre Francia y Chile, con los que se pudo implementar en la Sala los elementos técnicos necesarios de Iluminación y amplificación

    Hoy "Sala Julieta" se levanta en La Cisterna no sólo como la sede del Teatro Aleph en Chile a cargo de Gabriela Olguín, sino como un espacio de encuentro comunitario, donde el arte y su entorno se vive con y para la comunidad, donde nuevos artistas emergentes y también experimentados pueden mostrar sus trabajos y después compartir una "sopa" y un "pan amasado" con su público. Así, este espacio se convierte en la insigne bandera de lucha de su fundador quien sufrió de un exilio y una desaparición política dolorosa,"Combatir la muerte con la vida "